El deterioro del material pétreo utilizado en la construcción de monumentos ha sufrido un grave deterioro, no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo. En México, desde la época prehispánica, los asentamientos en aldeas ligadas a los grandes centros ceremoniales construidos a base de materiales, que por su origen mineral inorgánico son muy estables bajo condiciones normales. Sin embargo, es innegable que a través del tiempo los materiales han sufrido deterioros causados por su propio naturaleza y composición.

[Ver documento]

Los comentarios están cerrados.