Los frailes constructores en la Nueva España del siglo XVI, levantaron sus edificios conventuales, con abundante mano de obra indígena, que era buena Iglesiasconocedora de los materiales constructivos comunes como son los diferentes tipos de piedras, lodo, etc, usados generalmente en los núcleos de las pirámides, (a base de piedra y lodo). También trabajaron los morteros de cal-arena para unir piedra, hacer aplanados o revoques como se les nombraba en la Colonia.

[Ver documento]

Los comentarios están cerrados.