imaginarEn un mundo que cada vez más concentra su atención sobre las imágenes, es necesario que los historiadores vayamos a ellas, juguemos con sus contenidos, comprendamos los contextos que nos muestran, para luego, volcarlos en la narración de la historia que intentamos contar, que imaginemos al ser humano moviéndose en un espacio y tiempo determinados.

[Ver documento]

Los comentarios están cerrados.