cristoMuchas veces los restauradores, al estar realizando a intervención sobre un objeto, asumimos conocer el contexto al cual será llevada la pieza después de la restauración, por el simple hecho de conocer su lugar de destino. Sin embargo, conocer el lugar de destino de un objeto es tan solo parte de la información que nos ayuda a comprender la relación que tendrán los objetos con sus usuarios. En este texto se pretende hacer un acercamiento a la manera en que se perciben los objetos culturales en tres contextos diferentes: los lugares de culto, los museos y las tiendas de anticuarios.

[Ver documento] 

Los comentarios están cerrados.