Descripción del proyecto

Reenterramiento de troncos fósiles en la Localidad Paleontológica de Fronteras, Sonora

Proyecto: Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Paleontológico. CNCPC-INAH.

En el año 2017, unos investigadores que llevaban a cabo estudios paleontológicos dejaron al descubierto 4 troncos fósiles que están ubicados en la cima de un cerro de la localidad paleontológica de Fronteras, Sonora y no los cubrieron después de la excavación.  Sus medidas variaban desde los 9.5 m a los 3.30 m de largo, los 56 cm. a 47 cm. de ancho y 32 cm. a 24 cm. de altura, además de un tocón de árbol que mide 78 cm. de diámetro por 81 cm. de altura.

Es por ello que, a través de una petición realizada por el centro INAH Sonora, en el año 2018 se realizó una visita de diagnóstico por parte del Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Paleontológico para determinar el estado de conservación en que se encontraban, al estar expuestos a las condiciones climatológicas y sin ningún tipo de vigilancia ni protección.  A partir de la visita se determinó que para asegurar su protección y conservación era necesario llevar a cabo el reenterramiento de los 4 bienes paleontológicos ya que mientras mayor tiempo permanecieran a la intemperie mayor era su deterioro y se corría el riesgo de que siguieran alterándose en un período corto de tiempo desembocando en su pérdida irremediable.

En el mes de marzo de 2019 se realizó un Proyecto de Conservación en el que participó personal del Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Paleontológico, paleontólogos de la Estación Regional del Noroeste (ERNO-UNAM) y trabajadores de la comunidad de Fronteras que apoyaron en los trabajos.

Las acciones de conservación realizadas generales para los 4 troncos fósiles se enumeran a continuación:

Como primer proceso de la intervención emergente de conservación se efectuó la limpieza general superficial para retirar el material ajeno depositado en la superficie de la madera fosilizada.

Antes de proceder a su reenterramiento, se realizó un registro fotogramétrico con el cual se realizaron modelos fotogramétricos que permiten conocer la superficie tridimensional de los troncos, y se hizo la recolección de algunos fragmentos del material disgregado y desprendido para ser utilizado como material de análisis y los demás fragmentos desprendidos se reenterraron junto con los troncos.

Para llevar a cabo los trabajos se recolectó arena de un arroyo cercano que tuvo que ser trasladada a la cima del cerro hasta los diferentes lugares de reenterramiento de los troncos.

Las medidas de protección fueron llevadas a cabo a través de un sistema de reenterramiento controlado que esta compuesto de una secuencia de capas de protección que consisten en diversas capas de tierra, y la colocación de una capa de una tela especializada. Todo el sistema de protección fue protegido por el trasplante de plantas de raíces poco profundas para favorecer el amarre del suelo y fijar la capa de tierra que tapa el sistema de protección evitando la erosión por las lluvias.

Los 4 troncos que fueron reenterrados están ahora protegidos de las condiciones ambientales y no tendrán procesos tan graves de deterioro con lo cual se asegura su conservación a futuro.

Responsables de la intervención

Lic. Alejandra Bourillón Moreno (Responsable del Proyecto de Conservación de Patrimonio Paleontológico. CNCPC-INAH) y Mtra. Luisa Straulino Mainou. (Cotitular del Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Paleontológico. CNCPC-INAH).

Investigadores de la Estación Regional del Noroeste que participaron en la intervención de conservación:

Dra. Uxue Villanueva Amadoz, Dra. Alba Vicente Rodríguez, Mtro. Rubén Duarte Bigurra.

Trabajadores de la Comunidad de Fronteras, Sonora: C. Manuel Gamez Santacruz, encargado del Museo de Fronteras, Sonora;  C. Carlos Navarro Cebreros, C. Martín Murrieta Iriqui; C. José Ernesto Ortiz Sánchez y C. Arnoldo Gámez Santacruz.