Descripción del proyecto

Seguimiento del estado de conservación de las pinturas rupestres. Fotografía: Rodrigo Ruiz Herrera, PNCPGR-CNCPC,2021.

Proceso de montaje del sistema de protección. Resguardo El Diablito, Zona arqueológica El Vallecito. Fotografía: Sandra Cruz Flores, PNCPGR-CNCPC,2021.

Pintura rupestre en el panel 1 del resguardo Cueva del Indio. Fotografía: Sandra Cruz Flores, PNCPGR-CNCPC,2018.

Registro para la conservación de pintura rupestre en el resguardo Cueva del Indio. Fotografía: Sandra Cruz Flores, PNCPGR-CNCPC,2021.

Proceso de ajuste de la protección de geotextil para evitar entrada de partículas sólidas al resguardo El Diablito. Fotografía: Víctor Hugo Cruz Castillo, PNCPGR-CNCPC,2021.

Instalación del equipo datalogger para el monitoreo al interior del resguardo El Numeral.

Pinturas rupestres en el resguardo El hombre y el sol. Fotografía: Sandra Cruz Flores, PNCPGR-CNCPC,2017.

Proyecto de Conservación Integral de la Zona Arqueológica El Vallecito

La CNCPC, en colaboración con el CINAH Baja California, inició en el 2013 el Proyecto de Conservación Integral de la Zona Arqueológica El Vallecito, en Baja California, inscrito en el Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Gráfico-Rupestre. El proyecto tiene como objetivo dar atención a esta zona arqueológica abierta al público, la cual constituye el mayor conjunto de pintura rupestre de filiación cultural Kumiai en el territorio nacional, siendo el principal ejemplo del estilo pictórico La Rumorosa.

El proyecto encabezado por la Mtra. Sandra Cruz Flores lleva 7 temporadas de trabajos de conservación in situ, en las que un equipo de restauradores especializados en este tipo de patrimonio ha trabajado para estabilizar y conservar los 23 resguardos con pintura rupestre que abarca la zona; estableciendo un programa de monitoreo de impacto ambiental en las manifestaciones gráfico-rupestres y otro de conservación preventiva y mantenimiento inscrito en el desarrollo de un plan general de conservación a largo plazo. También se han entablado acciones de vinculación comunitaria y educación social para la conservación, divulgación y difusión, trabajando de forma interdisciplinaria tanto con la población local, con el grupo Kumiai como con la sociedad en general.

En el 2021, y durante 8 meses, el Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Gráfico-Rupestre (PNCPGR) de la CNCPC diseñó y ejecutó un sistema de protección y de monitoreo para la conservación de 6 resguardos con pinturas rupestres en la zona arqueológica El Vallecito y para un resguardo asociado, con el objetivo de prevenir y mitigar los posibles impactos nocivos por las obras de construcción y expansión de un parque eólico en las inmediaciones.

El procedimiento consistió en cubrirlos para evitar el contacto con partículas sólidas volátiles o de arrastre o impactos derivados de las obras de construcción. Los sistemas implementados consistieron en una capa de protección de geotextil separada de las rocas de los resguardos por tirantes de material inerte de amortiguamiento, lo que permitió mantener ventilado el interior, regulando las condiciones microambientales e impidiendo el acceso de partículas alóctonas, siendo complementados con una segunda capa externa para proteger al sistema principal de las lluvias, granizadas o nevadas. Cabe mencionar que este tipo de sistemas de protección es una innovación concebida por los especialistas en conservación de patrimonio gráfico-rupestre de la CNCPC y constituye un caso piloto sin precedentes en otros sitios rupestres del país.

Al interior de los sistemas se colocaron equipos dataloggers y en el exterior se instaló una estación meteorológica para monitorear los resguardos y contrastar el comportamiento ambiental al interior con el clima externo asegurando que las pinturas se mantuvieran dentro de rangos adecuados para su conservación. Durante cerca de siete meses se llevó a cabo un seguimiento semanal de los resguardos rupestres para registrar el estado material tanto de las capas pictóricas como de sus soportes pétreos. Paralelamente, se dio mantenimiento y ajuste a los sistemas de protección para asegurar que mantuvieran su funcionalidad.

Otra acción para promover la conservación de El Vallecito consistió en la supervisión de la construcción de un camino en el costado oeste de la zona arqueológica, generando recomendaciones para mitigar posibles afectaciones tanto en la etapa de construcción como en la etapa de funcionamiento de la ampliación del parque eólico; además de promover la reforestación de la ladera suroeste de la zona.

En el 2022, se llevará a cabo la octava temporada de trabajos de conservación en El Vallecito, dividida en dos fases: la primera, recientemente realizada en el mes de abril, y la segunda a efectuarse en el mes de septiembre, para dar continuidad a la atención de este significativo patrimonio del norte de México.

Responsable del proyecto: Sandra Cruz Flores.

Equipo de trabajo 2021: Sandra Cruz Flores, Rodrigo Ruiz Herrera, Víctor Hugo Cruz Castillo y Bárbara Rocha Loza.