Descripción del proyecto

Vista hacia el cañón de Santa teresa desde el sitio Cueva Pintada.

Proceso de eliminación de manchas de origen mixto en un área con pintura rupestre en el sitio Cueva Pintada.

Proceso de limpieza superficial en seco en área con afectación por grafitis en el sitio Cueva Pintada.

Proceso de eliminación de microorganismos en el sitio rupestre Cueva Pintada.

Determinación de color en área con pinturas rupestres en el sitio Cueva Pintada.

Restauradores del PNCPGR realizando obtención de registros del monitoreo medioambiental en el sitio Cueva Pintada.

Estudio de microscopía digital en el sitio con pinturas rupestres Cueva Pintada.

Registro fotográfico de las pinturas rupestres en el sitio Cueva Pintada.

Un detalle de las pinturas rupestres en el sitio Cueva Pintada.

Vista panorámica del sitio rupestre Cueva Pintada en la zona arqueológica Sierra de San Francisco, BCS.

Investigación Aplicada y Conservación de Sitios Arqueológicos con Patrimonio Gráfico-Rupestre en la Sierra de San Francisco, Baja California Sur

El Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Gráfico-Rupestre de la CNCPC del INAH y el Centro INAH Baja California Sur llevan a cabo conjuntamente el Proyecto de Investigación Aplicada y Conservación de Sitios Arqueológicos con Patrimonio Gráfico-Rupestre en la Sierra de San Francisco, Baja California Sur, abocado a dar atención a esta zona arqueológica relevante por ser testimonio inigualable de la Tradición Gran Mural y Patrimonio Mundial reconocido desde el año 1993 por la UNESCO; y cuya conservación actualmente se enfrenta a una problemática compleja derivada del impacto del cambio climático en el medioambiente serrano.

Por ello, se generó este proyecto con el objetivo general de coadyuvar a la conservación integral del patrimonio gráfico-rupestre en sitios prioritarios de esta zona arqueológica, a través de acciones interdisciplinarias y de corresponsabilidad social abocadas a los ámbitos de registro y documentación, investigación aplicada, conservación, vinculación y organización comunitaria, así como capacitación, información y difusión.

Así, la primera etapa del proyecto se ha abocado a la realización de estudios sobre el impacto medioambiental y a la ejecución de acciones emergentes de conservación, tomando como punto de partida el sitio emblemático de Cueva Pintada, en el cañón de Santa Teresa, que destaca por sus casi 200 m de longitud, así como por los aproximadamente 1,500 diseños rupestres, entre pinturas y petrograbados, de gran diversidad y relevancia cultural que alberga.

En los meses de noviembre y diciembre de 2019 se realizó la Primera Temporada de Trabajos de Conservación In-Situ, abordando acciones en 3 ámbitos:

En lo referente a la investigación aplicada a la conservación, se inició el estudio y monitoreo de las condiciones medioambientales que impactan en la conservación del patrimonio gráfico-rupestre, se llevó a cabo un estudio de termografía IR de superficie del soporte pétreo, así como el estudio de caracterización y progresión de depósitos de origen mixto sobre las pinturas rupestres y el estudio de identificación y caracterización de eflorescencias salinas.

En el ámbito de la conservación, se registraron y documentaron los deterioros presentes en los cuatro conjuntos rupestres del sitio; se llevaron a cabo en áreas prioritarias procesos de conservación emergente como: limpieza superficial, control de especímenes vegetales superiores, remoción de microorganismos, eliminación de grafitis y estabilización de fragmentos de pintura rupestre en riesgo de desprendimiento.

En cuanto al ámbito de la información y difusión, se colaboró en visitas guiadas, junto con personal de arqueología, y se distribuyeron materiales de difusión e informativos.

Cabe precisar, que paralelamente con los trabajos abocados a la atención del sitio Cueva Pintada, en 2019 también se dio continuidad a la realización de diagnósticos de otros sitios con patrimonio gráfico-rupestre prioritarios en la sierra, como son los denominados: La Piedra de Chuy, El Cacarizo I y el Cacarizo II.

Los resultados de estas primeras fases de estudios, investigaciones aplicadas y trabajos de conservación, están contribuyendo a profundizar el entendimiento sobre la problemática de conservación de la Sierra de San Francisco y a orientar los esfuerzos para generar la mejor atención para este relevante sitio de Patrimonio Mundial.

Responsable del proyecto e información

Mtra. Sandra Cruz Flores, Restauradora Perito, Responsable del Programa Nacional de Conservación de Patrimonio Gráfico-Rupestre (PNCPGR) de la CNCPC del INAH.