Descripción del proyecto

Sitio Arqueológico de Tancah, Quintana Roo

PROYECTO DE DIAGNÓSTICO, CONSERVACIÓN E INVESTIGACIÓN DE BIENES MUEBLES ASOCIADOS A INMUEBLES ARQUEOLÓGICOS DE LA COSTA ORIENTAL Y SUR DE QUINTANA ROO.

El sitio arqueológico de Tancah se encuentra a 5 kilómetros al norte de la zona arqueológica de Tulum. No está abierto al público ya que se encuentra en propiedad privada, sin embargo, es objeto de estudio y conservación por parte del INAH. El proyecto ha trabajado principalmente en la Estructura 12 que conserva en su interior pintura mural datada del Posclásico Tardío.

La estructura consta de un templo de una sola cámara abovedada orientada de norte a sur, emplazado sobre un basamento de cuatro cuerpos. Ha sido objeto de diversas intervenciones arqueológicas. Ha sufrido un asentamiento que generó que el edificio tenga una inclinación descendente de norte a sur que afecta al templo tanto al exterior como al interior. En el interior se observa el desfasamiento horizontal y la fractura de los muros este y oeste; estas fallas fueron consolidadas con rellenos de mampostería y cemento en años previos al proyecto. El edificio presenta grietas de piso a techo por donde surgen nuevas plantas superiores y producen escurrimientos y filtraciones de agua de lluvia al interior del templo, afectando a las pinturas. El edificio periódicamente ha sido dañado por el crecimiento de un árbol en la estructura.

Además de realizar trabajos periódicos de conservación de la pintura mural para garantizar su estabilidad, el proyecto ha dedicado esfuerzos a estudiar y evaluar la estabilidad estructural del edificio mediante el levantamiento arquitectónico de la estructura, el monitoreo de grietas y un estudio geofísico mediante georadar, efectuado en colaboración con el Laboratorio de Prospección Arqueológica del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, para determinar el estado del subsuelo así como del relleno del basamento. Actualmente se están procesando los resultados para determinar su nivel de estabilidad y proponer medidas de conservación en el edificio.

Paralelo a ello, se realizan acciones de conservación en el edificio cada año, como la limpieza de la estructura y del interior del templo, el chapeo de sus inmediaciones, el retirado de vegetación y la reposición de las juntas de la mampostería.

En 2019, la pintura mural recibió una limpieza superficial y tratamientos de estabilización como la adhesión de zonas con desprendimientos, la aplicación de ribetes en las orillas de los aplanados con pintura susceptibles a pérdidas por faltantes y grietas, y la aplicación de resanes.

Responsable

Patricia Meehan Hermanson