Descripción del proyecto

Proyecto de Conservación e Investigación de Pintura Mural y Otros Acabados Arquitectónicos de la Zona Arqueológica de El Tajín, Veracruz

El Proyecto de Conservación e Investigación de Pintura Mural y Otros Acabados Arquitectónicos de la Zona Arqueológica de El Tajín atiende desde el 2007 las necesidades de conservación de la pintura mural, relieves en piedra, pisos y aplanados de este sitio, Patrimonio de la Humanidad. El proyecto forma parte del Proyecto de conservación de bienes culturales muebles asociados a inmuebles arqueológicos en la Región Centro-Sur-Golfo de México.

La Zona de Monumentos Arqueológicos de El Tajín se ubica al norte del Estado de Veracruz, rodeado de una exuberante vegetación e inmerso en la vívida cultura totonaca. Es por ello que el patrimonio cultural de este sitio está estrechamente vinculado con los elementos culturales y naturales que la engloban. El sitio se desarrolló al final del Horizonte Clásico y su apogeo se ubica entre el 800 y 1150 d.C., por lo que los murales y relieves que se observan en el sitio corresponden a ese rango de temporalidad. Se distingue por su original arquitectura, especialmente por incorporar el uso de nichos, pero también por la finura de los detalles que caracterizan su pintura mural y los relieves en piedra que forman parte de los cuantiosos juegos de pelota. En el sitio se empleó piedra arenisca, y en algunos casos caliza, mientras que los murales fueron elaborados sobre enlucidos finamente pulidos y en donde la paleta de colores empleada refleja el avanzado manejo de materiales, que hacen referencia a un intercambio de conocimiento con las grandes civilizaciones de ese momento: maya y teotihuacana. Destaca la pintura mural del Edificio I, empleado como palacio por la elite del Tajín.

Durante el 2019 se dio continuidad al trabajo iniciado años antes, siempre con la colaboración de los pobladores de la región. La atención se centró en diferentes frentes que por su relevancia y riesgo de conservación resultaron prioritarios. En primer lugar se continuó con la conservación del material de fábrica y aplanados de la Pirámide de los Nichos debido al deterioro sufrido por la presencia de sales y musgo que debilita la piedra arenisca hasta el punto de su colapso. Otro frente de trabajo fueron los cabezales y tableros de los juegos de pelota dañados por la intemperie, en donde se realizó la evaluación de los tratamientos implementados previamente y la intervención para su protección. De igual forma se atendió la necesidad de registrar y ubicar los fragmentos de piedra con relieve que forman parte de las columnas del Edificio de las Columnas. Debido a su diferente estado de conservación, dichos fragmentos, alrededor de 145, se encuentran ubicados en distintos depósitos, por lo que el registro fotogramétrico de todos ellos resultó fundamental para su futura preservación. Finalmente, durante el 2019 también se cumplió con una vocación formativa al integrar a 4 alumnos provenientes de las escuelas de conservación de México a los trabajos que se realizaron en el sitio. La experiencia lograda en este proyecto se suma al conocimiento que se desea  implementar para otros casos dentro de la región.

Responsables:

Dulce María Grimaldi y Mónica Vargas