Descripción del proyecto

Conservación de bienes arqueológicos procedentes del salvamento en Reforma, CDMX

Como parte del proyecto de atención a bienes arqueológicos en el laboratorio de conservación de la CNCPC, se realizó la conservación de 35 bienes arqueológicos de un total de 73 objetos procedentes del salvamento realizado en el 2018 en avenida Reforma no. 23, Tlatelolco, a cargo del arqueólogo José Antonio López Palacios. Se trata principalmente de objetos pertenecientes a la cultura mexica (1400-1521 d.C.), algunos de ellos, ollas con contenido funerario y ofrendas asociadas como son: platos, cajetes, orejonas, figurillas, un cuchillo de obsidiana y dos esculturas en piedra.

La participación del equipo de conservación inició durante la excavación de cinco ollas con restos funerarios, mediante la protección con vendas enyesadas para realizar un levantamiento en bloque, así mismo, se les dio asesoría a los arqueólogos para que reprodujeran dicho procedimiento en los siguientes hallazgos. El levantamiento en bloque, facilitó que las ollas se recuperaran completas a pesar de estar fragmentadas o agrietadas, y la realización de tomografías para conocer la disposición de los restos óseos y la micro excavación en condiciones controladas.

Los tratamientos de conservación se enfocaron en la estabilización y mejoramiento de su apreciación estética. Durante los procesos se buscó recuperar datos o huellas que evidenciaran su uso, materiales constitutivos y técnica de manufactura.

Al ingresar las piezas al laboratorio, se realizó un registro fotográfico y se examinaron cada una de las piezas para documentar su estado de conservación y evaluar el tratamiento que requería cada una de ellas dependiendo el grado de alteración que presentaban. 

Como parte del diagnóstico, se hicieron fotografías con microscopio óptico para observar los desgrasantes y el estado de la pasta cerámica, así mismo, se registró el color de la superficie, decoración y acabado superficial. Para conocer detalles sobre la técnica de manufactura. Se analizaron los pigmentos y las sales localizadas en la superficie cerámica, lo que ayudó a determinar el proceso de limpieza adecuado para su remoción.

Entre los procesos de conservación realizados fueron: Retirar las vendas enyesadas, limpieza para eliminar tierra y sales del contexto, teniendo cuidado en áreas con restos de policromía como fue en el caso de las esculturas en piedra, unión de fragmentos y aplicación de resanes para mejorar la estabilidad de las piezas y reintegración cromática. Se utilizaron materiales reversibles, estables y con técnicas fácilmente reconocibles.

Finalmente se realizaron embalajes, con cajas de polipropileno y espuma de ethafoam como material absorbente de impactos y como capa de protección y en contacto directo con las piezas se utilizó tyvek. Estos embalajes se diseñaron para hacer posible su resguardo en almacén y a su vez facilitar su consulta durante futuras investigaciones. Cabe mencionar que las piezas intervenidas formaron parte de la exposición temporal que se presentó en el Museo de Sitio de la zona arqueológica de Cuicuilco, titulada “Arquitectura y sistemas de enterramiento en un barrio de Tlatelolco” (agosto-octubre 2019). El presente año se continuarán con los tratamientos y estudios necesarios para la conservación de la colección que aún permanece en la CNCPC.

Responsable de la intervención: Teresita López Ortega Restaurador Perito CNCPC-INAH, Participantes durante la intervención: Restauradoras Miriam Figueroa, Ángel Cañez, Cristina Guerrero, Andrea Sánchez.