Interviene el INAH pinturas de Ocuilan, Estado de México

By | 2018-04-27T14:03:53+00:00 abril 27th, 2018|CONSERVACIÓN, NOTICIAS|Comentarios desactivados en Interviene el INAH pinturas de Ocuilan, Estado de México

Descargar PDF

En continuidad a los trabajos de rescate del patrimonio cultural, luego de los sismos registrados en septiembre de 2017 que afectaron a 11 estados del país, restauradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) intervienen el conjunto pictórico del retablo de la Capilla de Santa María, Municipio de Ocuilan de Arteaga, Estado de México, que presentó serias afectaciones.

La Capilla de Santa María, explicó Luis Antonio Huitrón Santoyo, delegado del Centro INAH Estado de México, sufrió afectaciones estructurales diversas como fracturas en la bóveda y portada, pérdida de sillares y aplanados, así como el colapso del muro testero que aplastó el retablo principal y las pinturas de caballete adosadas a él, las cuales fueron resguardadas temporalmente en la casa de uno de los mayordomos del recinto religioso.

Después de una visita a la Capilla de Santa María efectuada por personal de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC-INAH) y del Centro INAH Estado de México, se analizó la pertinencia de trasladar los lienzos a los talleres de la misma CNCPC para su intervención.

Irlanda Fragoso Calderas, titular de la Dirección de Conservación e Investigación de la CNCPC, informó que se trata de un ciclo pictórico del siglo XVIII conformado por tres óleos sobre tela que relatan la vida de la Virgen María, los cuales habían sido intervenidos recientemente, así como tres pinturas de pequeño formato que estaban adosadas al retablo.

Así, la restauradora Cristina Noguera, responsable del Taller de Conservación de Pintura de Caballete de la misma dependencia, explicó que las pinturas presentan diversas fracturas debido al colapso del retablo, bastidores destrozados, soportes de tela deformados por arrugas diversas y pérdida de capa pictórica; sin embargo, tienen la posibilidad de ser recuperadas para volver a formar parte de la iconografía del templo mexiquense.

El pasado 22 de marzo, las pinturas fueron trasladadas a la Ciudad de México que previamente fueron embaladas por restauradores de la CNCPC. Del mismo modo, los fragmentos del retablo testero fueron protegidos con materiales especiales para su seguridad en la casa del mayordomo, donde permanecerá resguardado mientras inicia su intervención.

La obra pictórica está siendo intervenida en el Taller de Conservación de Pintura de Caballete de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH. “Los procesos de conservación-restauración no son rápidos, desafortunadamente el deterioro de las piezas es muy complejo. Aun con un equipo amplio de especialistas ocuparemos varios meses para hacer los trabajos de intervención”, informó Cristina Noguera.