¡A los niños les importa el Patrimonio Cultural!

“¡Silencio! ¡Cállense que ya va a empezar!”

26 junio 2014. MarcNiños y Patrimonio Culturalo ponía el orden entre sus compañeros. No quería perder detalle de la plática que estaba a punto de iniciar. Las personas que estaban frente al grupo le eran familiares, ya las había visto en una situación similar: era una charla sobre conservación y protección del patrimonio cultural impartida por el INAH. Estaba emocionado y deseoso de ver todo lo que esas personas traían para mostrar.

Este 19 de junio de 2014, la restauradora Yolanda Santaella y la psicóloga educativa Denisse Ochoa se presentaron ante los niños de 5° y 6° grado de la escuela primaria pública “Melchor Ocampo”, ubicada en Fernández Leal número 10, colonia Concepción en la delegación Coyoacán, para crear conciencia en los infantes de la importancia de conservar el patrimonio cultural, de manera didáctica y amena para ellos, todo en colaboración con la directora de la institución, la maestra Mirna Cristina Villamil Ángeles y las profesoras en turno de los cuatro grupos que presenciaron la plática en la biblioteca del plantel.

Una presentación con varias imágenes y videos de los trabajos y proyectos que la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC-INAH), tiene, fue la encargada de ilustrar a los pequeños. Marco reconoció varias esculturas y fotografías que se mostraron, hacía hincapié en una virgen, que la Coordinación esta restaurando, lo comentaba emocionado con sus compañeros y no dejaba de hacerse notar con las expositoras. Denisse Ochoa hizo énfasis en la diferencia que existe entre el patrimonio cultural material, que engloba pinturas, edificios, esculturas y demás, y lo inmaterial, como las festividades, la música, la comida, las lenguas indígenas, etc. Marco comentó ante el grupo y las ponentes que en su casa hay objetos antiguos de su abuela, colocados en un lugar especial.

Siempre integrando a los niños a la charla, Ocho hacía preguntas y respondía las interrogantes que los pequeños planteaban sobre lo que veían, los procesos y las tareas que realiza cada miembro del equipo de la CNCPC e inclusive en dónde se puede estudiar para ser restaurador.

Yolanda Santaella trajo consigo algunos objetos para que los niños tocaran y jugaran: varios juguetes hechos de materiales variados, barro y tela entre otros, un par de figuras a escala de algunos monumentos importantes, dispuestos sobre un mantel y carpetas bordadas, hechas a mano.

Marco se acercó a observar más de cerca y tocar todo lo que la restauradora trajo para mostrar, junto con sus compañeros de grupo. Al final, agradecieron a Santaella y a Ochoa la charla con un fuerte aplauso y cada grupo se reincorporó a sus clases muy sonrientes después de la grata experiencia. Luego de unos minutos, entró a entró a la biblioteca escolar un par de grupos más de 5° y 6° grado para participar en la conversación sobre patrimonio cultural.

Los comentarios están cerrados.