Sonidos e imágenes para la posteridad

SOIMA28 julio 2014. El Centro Internacional de Estudios para la Conservación y la Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM), en conjunto con la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) y la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía, ENCRyM, impartirán en México un curso SOIMA en noviembre próximo, que busca el acercamiento, sensibilización y preservación de los archivos de audio, foto y vídeo en formato análogo y digital, según informó la especialista, procedente de ICCROM, Aparna Tandon.

Durante una ponencia en el auditorio Paul Coremans de la CNCPC, efectuada el 25 de julio último, Tandon, con la traducción de la doctora Valerie Magar Meurs, informó que este programa va dirigido a personal de instituciones nacionales como el INAH o la Fonoteca Nacional, para que compartan este conocimiento a más instituciones, así como archivistas, gestores de colecciones, conservadores, curadores, bibliotecarios, profesionales de las tecnologías de la información o profesionales de radiodifusión, procedentes de América Latina y del Caribe.

Tandon explicó que existen soportes análogos, como cintas de audio y vídeo, que tienen información importante de eventos públicos o memorias personales. Sin embargo, existe un desconocimiento generalizado sobre la digitalización de estos documentos, en aspectos como los tipos de formatos, las aplicaciones que pueden tener, su adecuada utilización, entre otros, que hace vulnerable esta información.

Para atender esta problemática, el ICCROM lanzó en 2006 el programa SOIMA (Sound and Image Collections Conservation) que busca capacitar a personas para que difundan en sus países el conocimiento sobre preservación digital, poniendo énfasis en aquellos que generan este tipo de documentos o tengan relación directa con ellos.

Aparna Tandon precisó que desde el lanzamiento del programa han realizado cuatro cursos internacionales, además de conferencias, donde se ha capacitado a 73 participantes de 55 países diferentes, y anunció que se impartirá este curso en México del 3 al 14 de noviembre próximo, realizando actividades diversas con las instituciones inscritas. La especialista añadió que SOIMA responde a necesidades reales en la práctica y se ha desarrollado a partir de preguntas muy sencillas, como entender cuáles son los formatos que tienen los archivos, aprender a diferenciarlos y reconocerlos.

También por qué se tienen que preservar, cuáles son los valores que están asociados con esos materiales y para quiénes son importantes, así como nombrarlos de manera correcta para que cualquier persona pueda encontrarlos fácilmente. La idea de este curso de capacitación es que los participantes conozcan los diferentes formatos para audio, foto y video, sus características y utilidad, costos y técnicas de digitalización, grabación o creación de archivos digitales, y puedan entenderse quienes se dedican a la digitalización y al mundo de la tecnología digital. SOIMA también capacita sobre las medidas de conservación para los formatos análogos de audio y video, con el fin de preservar su parte física.

El curso, detalló Aparna Tandon, busca que la preservación digital lleve aparejada una actitud social y se le dé preferencia al uso de software libres o programas abiertos, es decir, aquellos que se pueden usar sin restricción, sin cuotas y que se actualizan en la Web para que no se vuelvan obsoletos, lo que permitirá una socialización del contenido.

Por último, la digitalización de archivos implica dinero, haciendo indispensable establecer una estrategia sobre lo que conviene digitalizar con mayor prioridad. La especialista agregó que no es sólo un tema de recursos económicos y de acceso a la información, sino que puede incluso servir para crear conciencia, difundir paz y desarrollo en regiones en conflicto, como en el caso de Ruanda, donde un archivo en línea que muestra imágenes del genocidio ocurrido en ese país, ha demostrado ser de utilidad para que la población se sobreponga a ese suceso y generar conciencia en el exterior.

Este es un mensaje que SOIMA trata de transmitir en sus cursos.

Los comentarios están cerrados.