4to Coloquio de Órganos Tubulares: El órgano como testigo sonoro y documental

Descargar PDF

Los espacios abiertos al diálogo y la colaboración entre expertos  han sido conceptos dentro de los objetivos de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural y la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía, ya que  la relación interdisciplinar es importante para cualquier investigación.

En respuesta a esta necesidad, se han creado espacios específicos para enriquecer los proyectos, como el  Coloquio de Conservación de Órganos Tubulares, que en su cuarta emisión ofreció  conferencias magistrales y ponencias, cuyas temáticas giraron alrededor del título “El órgano como testigo sonoro y  documental”.

Irlanda Fragoso Calderas, titular de la Dirección de Conservación de Investigación de la CNCPC, dijo que la subsistencia de este tipo de patrimonio en México representa un reto institucional, por ende estos espacios son vitales para generar en colectivo una visión integral del panorama actual de los acervos y construir diferentes estrategias para su conservación y restauración.

A lo largo de la jornada, persistió la disparidad de puntos de vista, como la ausencia de alguna asociación de organeros activos del país y el hecho de que no se retoman las cuestiones sociales de los instrumentos, de esta manera se creó  una vertiente para futuras emisiones en cuanto a contenidos de las ponencias.

Liliana Giorguli Chávez, Coordinadora Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, aclaró que el valor de estos eventos consiste en el producto sumado y el proceso formativo para los especialistas que intervienen en términos de restauración,  recuperación y de registro, ya que se crea una relación interdisciplinar y múltiple alrededor del tratamiento de este tipo de patrimonio.

“No sólo es una materia sino también tiene un sonido con el que se pretende recuperar a un todo que tiene que mantener en términos sociales: su uso, disfrute, transmisión de valores” concluyó Liliana Giorguli.

Por último se dio a conocer que la modalidad anual del coloquio cambiará a bianual, su próxima emisión de realizará en el 2018, con la finalidad de dar más espacio a las investigaciones y proyectos que se generen en torno los órganos tubulares.

Los comentarios están cerrados.