El acceso a la cultura, mesa de discusión en la CNCPC

Descargar PDF

  • La reforma al Artículo 4º Constitucional es un avance significativo en el reconocimiento a los derechos culturales en nuestro país.
  • La cultura no se accede, la cultura la vives, forma parte de ti.

 

En el marco de la reciente creación de la Secretaria de Cultura y la discusión sobre la nueva Ley Federal en la materia, la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) llevó a cabo la mesa de discusión titulada El derecho a la cultura, su impacto en la gestión y conservación del patrimonio, el miércoles 14 de septiembre en el auditorio Paul Coremans de esta dependencia, como parte de las mesas de discusión teórica Principios, Criterios y Normatividad.

Con la moderación de Isabel Villaseñor Alonso, responsable de la Subdirección de Investigación para la Conservación de la CNCPC, la mesa estuvo integrada por el sociólogo Antonio Machuca Ramírez, así como los juristas Francisco López Bárcenas y Ernesto Becerril Miró, quienes abordaron el tema a partir de la reforma al Artículo 4º Constitucional, en 2011, que habla sobre al acceso a la cultura en México:

Artículo 4º (Párrafo XII): Toda persona tiene derecho al acceso a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el Estado en la materia, así como el ejercicio de sus derechos culturales. El estado promoverá los medios para la difusión y desarrollo de la cultura, atendiendo a la diversidad cultural en todas sus manifestaciones y expresiones con pleno respeto a la libertad creativa. La ley establecerá los mecanismos para el acceso y participación a cualquier manifestación cultural.

Antonio Machuca, sociólogo e investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), explicó que esta reforma al Artículo 4º Constitucional es una avance significativo en el reconocimiento a los derechos culturales en nuestro país, sin embargo, la nueva Ley de Cultura que está en discusión tendrá que ser mucho más completa y no limitarse a una simple reglamentación de dicho artículo.

Señaló que nos encontramos en una sociedad dividida entre quienes tienen acceso pleno a la cultura y quienes en diferentes grados se encuentran excluidos de la misma. Es por esto que el Estado debe cumplir su labor para hacer valer los derechos culturales y garantizar una condición más igualitaria en la materia, donde los pueblos indígenas se han visto considerablemente afectados en sus costumbres y tradiciones.

Por otro lado, el abogado y doctor en desarrollo social, Francisco López Bárcenas, de la Coordinación Nacional de Antropología del INAH, precisó que con la reforma al Artículo 4º por primera vez en nuestro país la cultura se reconoce como derecho humano, aun cuando la Constitución hace referencia al acceso a la cultura en otros apartados, como el Artículo segundo que habla sobre la identidad cultural de los pueblos indígenas, el tercero relativo a la educación intercultural, el sexto sobre los medios de comunicación y los mecanismos para la exposición de las diversas culturas, por mencionar algunos ejemplos.

Agregó que existen diversos convenios internacionales en materia de derechos humanos alusivos al tema de la cultura, que garantizan la posibilidad se participar de ella y disfrutarla, los cuales constituyen lineamientos que deben hacerse valer y tomarse en cuenta.

La Ley de Cultura en México, explicó López Bárcenas, tendrá que considerar lo estipulado en la Constitución, pero también atender los tratados internacionales para hacer ejercibles  esos derechos en México.

En su participación, el abogado Ernesto Becerril Miró secretario general del ICOMOS mexicano (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, en español), explicó que los derechos culturales están contemplados en el ámbito internacional desde hace más de 50 años con la Declaración Universal de los Derechos Humanos acogida en 1948, pero no había sido un derecho totalmente explorado en nuestro país, y sin embargo, es un tema que en la actualidad trae grandes discusiones.

En cuanto a la noción de acceso a la cultura dijo no estar de acuerdo con este término: “Para mí no se accede a la cultura, porque yo nací en una cultura, fui concebido y desde ese momento era parte de ella. La cultura no se accede, la cultura la vives, forma parte de ti”, precisó Becerril Miró.

Añadió que estamos en un momento de grandes oportunidades para discutir y establecer los derechos culturales que deberían estar contenidos en la Ley de Cultura de nuestro país.

Los comentarios están cerrados.