Criterios de validación de materiales de conservación. Segunda mesa de discusión teórica en la CNCPC

Descargar PDF

Como parte de las mesas de discusión teórica que se realizan cada mes en la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC), el lunes 14 de marzo se llevó a cabo la sesión titulada ”Criterios de validación para el uso de materiales de conservación” en el auditorio Paul Coremans con la participación de tres restauradores de esta dependencia que cuentan con amplia experiencia en investigación de materiales de conservación: María del Carmen Castro Barrera, Yareli Jáidar Benavides y Daniel Sánchez Villavicencio.

Con la moderación de Isabel Villaseñor Alonso, responsable de la Subdirección de investigación para la Conservación de la CNCPC, los ponentes compartieron sus experiencias sobre cómo los restauradores validan en su quehacer cotidiano los materiales que utilizan en los procesos de conservación y, posteriormente, dieron paso a una sesión de preguntas y respuestas de parte del público asistente.

María del Carmen Castro Barrera señaló que para validar los materiales en una intervención es necesario evaluar parámetros medibles, realizando ensayos preliminares de forma sistemática, a fin de seleccionar los más adecuados y las metodologías necesarias para cada bien cultural en específico. Precisó que los químicos, biólogos y otros especialistas son fundamentales en este proceso, ya que la conservación es un mundo multidisciplinario.

Explicó que en la actualidad se están desarrollando estudios en el Laboratorio de Conservación, Diagnóstico y Caracterización Espectroscópica de Materiales de la CNCPC, a cargo de la ingeniera  química  Nora Pérez Castellanos, para determinar las propiedades de los materiales de conservación, evaluar las técnicas que se aplican y conocer su reversibilidad.

En tanto, Yareli Jáidar Benavides precisó que para la selección de materiales de conservación se debe considerar “lo que requiere un bien cultural, que va desde identificar cuál es el tipo de patrimonio con el que estamos trabajando, los materiales constitutivos, la historia que engloba al objeto, la recuperación de información previa, llevar a cabo un diagnóstico profundo en el cual no solamente se vean los efectos de deterioro que presenta, sino tomar en cuenta el significado cultural y el uso que se le está dando”.

Dijo que en la actualidad la CNCPC tiene bastante experiencia acumulada en cuanto al uso de materiales de conservación; sin embargo, esto no significa que se detengan las investigaciones en un tema tan importante como éste ya que el éxito de la intervención de la conservación directa, que se va a llevar a cabo en un bien cultural, se basa en la selección y uso correcto de los materiales.

Agregó que aunque la tendencia es transitar de los materiales sintéticos a los naturales, esto no quiere decir que sea una regla general para todos los casos. Cada uno de los bienes culturales tendrá necesidades específicas que determinarán los materiales de conservación a utilizar y los métodos aplicados. “Todos los materiales tienen ventajas y desventajas, lo que funciona en un sitio no funciona en otro. Tenemos que acumular la información que hemos obtenido y difundirla.”

Por su parte, Daniel Sánchez Villavicencio hizo énfasis en el criterio de compatibilidad de los materiales de conservación al señalar que los restauradores deben procurar la selección de métodos y materiales acordes a las características de los bienes culturales,  que  no los afecten adversamente. La compatibilidad implica la coexistencia tanto de los materiales constitutivos del bien cultural y los materiales de conservación usados en la intervención.

Esta es la segunda mesa de discusión teórica en lo que va del 2016, la próxima sesión será el segundo miércoles de abril, cuya temática se anunciará a la brevedad en la página electrónica de la CNCPC.

 

 

Los comentarios están cerrados.